EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El director ejecutivo del Instituto Nacional Azucarero (INAZUCAR), Antonio López sostuvo un encuentro con ejecutivos y técnicos del consorcio Central Romana, quienes mostraron los avances y modernización en la producción y comercialización del azúcar que producen.

López fue recibido por los señores Frank Michelli, vicepresidente de comunicaciones, y Eduardo Martínez Lima, vicepresidente administrativo, quienes explicaron sobre los programas sociales que tiene la empresa en favor de los trabajadores y el proceso de molienda.

Los ejecutivos azucareros informaron al director del INAZUCAR, que desarrollan programas en los bateyes para mejorar las condiciones de vida de los residentes en esos lugares, con la instalación de 59 escuelas, donde 8 mil niños reciben docencia gratuita y una escuela en la ciudad que acoge que todos los hijos de los empleados sin discriminación.

Allí también llevan con frecuencia operativos médicos a parte de los servicios que ofrecen en el moderno hospital que posee la compañía con todas las especialidades médicas y los 74 profesionales de la medicina, así como también modernos equipos para ofrecer servicios con calidad a los 22 mil trabajadores que tiene la compañía y al público en general.

También disponen de un programa de viviendas para los trabajadores y empleados que incluye la construcción del barrio Quisqueya entero y de un pacto colectivo con la empleomanía que es revisado cada cierto tiempo.

Durante la visita López realizó un recorrido por todas las instalaciones, junto a los ingenieros Miguel Bermúdez y Domingo Bueno, ejecutivos del central azucarero, quienes mostraron la modernización y los avances introducidos en toda la infraestructura del ingenio para obtener un producto de calidad.

Resaltaron la instalación de dos modernos sistemas automatizados para contralar en un 90 por ciento la ceniza y otras emanaciones de sustancias que puedan afectar al medio ambiente en la zona.

Sobre la molienda de cana informaron que se espera una producción de 400 mil toneladas métricas de las cuales 180 mil son refinadas para comercializarlas en el mercado local e internacional.

El Central Romana con 105 años, sus ejecutivos lo definen como la empresa que menos problemas confronta con sus trabajadores lo que atribuyen al buen trato que dispensan a los 22 mil empleados que tienen en toda la estructura empresarial y los beneficios que facilitan como doble sueldo, bonificación, programas sociales, un pacto colectiva que se renueva cada tres años  entre otras conquistas laborales.